Ya sea que ofrezcas productos o servicios, en el mundo del marketing digital, es importante saber a quienes va ir dirigido y llegar a la audiencia que los necesita. De hecho, una estrategia de marketing se define según el nicho de mercado que se quiere alcanzar.

El saber quién es nuestro público o mercado objetivo, nos asegura, entre otras cosas, de que los esfuerzos en Marketing tocan a la puerta correcta y lograr que dejen de vernos como simple spam.

¿Qué es el publico objetivo?

Es un grupo de personas que tienen las características generales de los individuos que consumen o necesitan nuestro producto o servicio, por eso es tan importante saber quiénes son y cuál es la mejor manera de llegar a ellos.

Cuando utilizamos estrategias de marketing, estamos trabajando por alcanzar unos objetivos comerciales, por ello, debemos fundamentalmente analizar y segmentar para poder llegar de manera más directa al público realmente interesado por consumir el producto.

En este artículo vamos a esclarecer la interrogante: cómo definir el público objetivo y su importancia.

¿Cómo definir tu público objetivo? 7 etapas para lograrlo

Mientras tengas un público objetivo bien definido, mejor podrás conocerlos y, sobre todo, saber cómo ofrece justo lo que ellos necesitan.
A continuación, encontrarás una serie de pasos que debes seguir para empezar a definir el público objetivo.

1.-Investigar a tu audiencia

¿Cómo puedes saber quién quiere comprar el producto o servicio que ofreces? Pues, el primer paso que debes dar es profundizar un poco en los datos de quienes ya son tus clientes.
Cuando conozcas qué características los definen, entonces podrás empezar a captar a un nuevo público que se perfile con las mismas particularidades.
Una forma de recolectar estos datos es a través de los pequeños cuestionarios que nos invitan a rellenar siempre que creamos un perfil en alguna página web o nos damos de alta en alguna suscripción.
En este sentido, es aconsejable esquematizar un buen cuestionario para recolectar la cantidad de datos justos sin que esto represente una molestia para el usuario. Recuerda que es algo que puede cansar al público que finalmente podría terminar abandonando la compra.

¿Qué datos básicos debes recolectar de tu audiencia?

• Edad: basta con saber en qué década se encuentran o a qué generación pertenecen;
• Ubicación: saber al menos en qué país reside tu cliente, te permitirá saber en qué momento programar anuncios publicitarios para que estos tengan mayor visualización;
• Idioma: el hecho de que viva en España, no significa que domine perfectamente el español. Nunca asumas nada, siempre es mejor contar con los datos que te proporciona directamente el cliente;
• Intereses: además de los servicios y productos que ofreces, ¿qué otros intereses tienen tus clientes? ¿qué le gusta hacer?;
• Intención de compra: ¿cómo realiza la búsqueda de productos cuando visita tu página web? ¿qué orden de filtros utiliza? ¿por precio? ¿según las características del producto?

Analizar las redes sociales

Para complementar la base de datos que te ayudará a definir el público objetivo, también puedes acudir a las analíticas de las redes sociales. Esto también te permitirá tener una visión más amplia de los gustos y preferencias de tus potenciales clientes.

Además, podrás llenar esos vacíos de información que muchas veces quedan sin responder en los cuestionarios de registros de los que hablamos anteriormente.
Esto además te permitirá estudiar cómo interactúan tus clientes en las redes sociales, cuáles utilizan más y en qué momento.

👉Aquí te contamos La importancia de las Redes Sociales

Estudiar a la competencia

Echar un vistazo sobre tu competencia también podría ayudarte a definir mejor tu público objetivo y también saber si tu competencia persigue los mismos objetivos y mercados que tú.

Podrás entender si ellos llegan a algunos segmentos que antes no considerabas y también qué estrategias aplican para posicionar sus marcas.

Valorar el servicio o producto que ofrecerás

Para definir el público objetivo es importante tener claro cuál es el valor real del servicio o producto que vas a ofrecer. Como estrategia de Marketing, debes explorar, crear y entregar valor para satisfacer las necesidades de tu público objetivo.

¡Es importante diseñar anuncios publicitarios donde tu producto sea la solución!

Definir los beneficios de tu producto también te ayudarán a dar con tu público objetivo. A medida que vayas creando la lista de beneficios, verás de forma más clara a qué tipo de público deberás dirigirlo. Encuestar a los clientes es una herramienta útil para recopilar información valiosa.

Declarar tu mercado meta

Cuando has dado con todos los datos de tu investigación, tendrás más claro el tipo de público con el que trabajarás, por lo tanto, podrás diseñar las estrategias de posicionamiento de tu marca.


Probar los anuncios publicitarios con el público objetivo

El éxito se alcanza con ensayo y error. Cuando ya tienes definido tu público objetivo, empieza a probar tus estrategias de marketing y anuncios de publicidad.

Prueba primero creando anuncios para redes sociales que vayan específicamente dirigidos al perfil del mercado que lograste definir con tu investigación.

Ten en cuenta que, el idioma que utilices transmita el contenido apropiado al público objetivo. Las imágenes seleccionadas para acompañar tu campaña deben ser lo más adecuadas posible y sobre todo, que den sentido al contexto que estás creando.

Recuerda elegir los canales adecuados para poner en marcha tu campaña. Según la red social que elijas, la estrategia cambiará, pero la orientación del mensaje seguirá siendo la misma.
Lo que sigue es mantener un seguimiento de los anuncios publicados y valorar los resultados para corregir sobre la marcha.

Revisar la investigación del público objetivo constantemente

En este punto debes enfocarte en revisar constantemente los resultados que has obtenido desde que empezaste a definir tu público objetivo.

Ahora ya cuentas con información que no tenías cuando empezaste con este proceso, por ende, puedes evaluar los cambios que debes hacer, verificar si la definición de tu producto cumple con las expectativas de tu buyer persona y si deben hacerse mejoras.

Con el tiempo tu mercado objetivo puede llegar a cambiar, por lo tanto, debes asegurarte de mantener tus objetivos actualizados con la realidad y la evolución de tu marca en el tiempo.

Articulo por Rockcontent

¿Buscas apoyo en redes sociales?

Puedes comunicarte con nosotros aquí o en nuestras redes sociales:

Deja una respuesta

Game bài đổi thưởng