Antes de adentrarte en el mundo de la producción audiovisual ya sea para proyectos artísticos o campañas publicitarias debes conocer las 3 etapas que son los cimientos de cualquier obra audiovisual y que elevan enormemente la probabilidad de realizar con éxito tu proyecto.

Estas etapas encierran diversos tipos de procesos con distintos objetivos que se cumplirán de manera secuencial y que, dependiendo de la magnitud de la producción, será el desglose de actividades y número de personas por etapa.

En la industria del cine es donde notamos mayor cantidad y complejidad de las actividades a desarrollar debido a que hay una mayor inversión de por medio además de la longitud de la obra; es por eso por lo que los créditos al final de una película contienen tantos nombres de personas, empresas, organizaciones, departamentos, subdepartamentos, agradecimientos, etcétera. Todo esto para transmitir un mensaje que conmoverá a nuestro público, lo informará o le presentará un producto o servicio.

No importa el enfoque y el tamaño que tenga tu producción, hay actividades esenciales de las que no podemos prescindir y te las contamos aquí.

cuales son las etapas para hacer una produccion audiovisual

1ra etapa: Preproducción

Como su nombre lo indica, es lo que antecede a una producción. En esta etapa trabajaremos en el mensaje, qué queremos comunicar con la pieza empezando por una premisa sencilla, que nos dará una idea de hacia dónde queremos dirigirnos.

Definiendo los canales

Antes de saber de qué irá la historia, debemos establecer los canales y formatos en los que queremos ver el video, cortometraje o comercial, para poder así trabajar en una base que nos permita tomar decisiones de producción como la cámara a utilizar, los formatos de exportación, el público a alcanzar y demás aspectos de distintos ámbitos. Agilizando así los procesos que se vienen más adelante.

Escribiendo la historia

Aquí escribimos un guión, que no es más que el escrito que cuenta textualmente todo lo que veremos y escucharemos en pantalla incluyendo nombres de personajes, edades, diálogos y descripciones. Posteriormente dibujamos un storyboard, investigamos o realizamos un boceto para contar la historia o transmitir el mensaje que queremos. Prácticamente nos sentamos para pensar y por medio de estas herramientas, dar estructura a la obra.

El aspecto estético

Una vez que tengamos nuestra historia y mensaje claramente plasmados en texto, podremos continuar a lo siguiente: ¿qué queremos comunicar con la estética? Dónde podremos apoyarnos de referencias visuales para armar una guía de estilo artístico con bocetos y fotografías que contengan una visión fotográfica. Esto, junto a todos los demás documentos de planeación, nos ayudará a estimar el costo del proyecto.

En esta etapa es sumamente importante desglosar todas las necesidades de la producción, desde el equipo humano, al equipo técnico, locaciones y materiales, para poder incluirlos en el presupuesto.

2da etapa: Producción

Una de las etapas más demandantes de cualquier pieza audiovisual es la producción, también conocida como rodaje o filmación. Aquí llevamos a cabo toda la planeación realizada previamente, enfocados en lograr las metas establecidas a través de los distintos departamentos.

Siguiendo cada paso

Es donde nos adherimos al plan de rodaje tomando en cuenta los imprevistos que puedan presentarse, debido a que ninguna grabación está exenta de ellos por eso, es importante mantener una mente enfocada pero también abierta, dispuestos a hacer los cambios y adaptaciones pertinentes para avanzar.

El Staff

Con esto en mente, el productor consigue y gestiona los recursos necesarios, establece fechas junto con el director y éste dirige a los actores y figurantes para lograr dar en el clavo de las acciones y emociones que se quieren transmitir al espectador.
El director de fotografía o cinefotógrafo (DP por sus siglas en inglés), se encarga de plasmar su visión fotográfica que esté en comunión con el mensaje principal para que así lo enfatice y afine aún más.
Vestuaristas y maquillistas trabajarán para que los actores den el aspecto que la producción requiere y así cada cabeza de departamento junto al crew o staff de producción actuarán tal como lo hacen los engranajes de un reloj para lograr los objetivos de la producción que posteriormente veremos en redes, televisión o pantallas LED publicitarias.

3ra etapa: Posproducción

El proceso de postproducción interpreta todos los materiales grabados y selecciona los mejores segmentos de lo producido. Además de mejorar diversos aspectos como el color y el sonido, toma todas las piezas y las une cuidadosamente en un archivo de video que el espectador podrá disfrutar en los distintos canales de comunicación.

Identificando las partes

La posproducción engloba una larga lista de procesos que podemos visualizar como una gran malla o diagrama de árbol, hay segmentos que se dividen por departamentos y que dependiendo de las necesidades de la producción esta maya tendrá el potencial de ser más o menos amplia y entretejida. Pero, aunque pueda parecer intimidante, no hay de qué preocuparse si seguimos un orden lógico, empecemos por el principio.

Uniendo las piezas

Para comenzar a trabajar necesitamos una base fuerte que contenga todas las secuencias que comunicarán el mensaje que se estableció al momento de la planeación. Esto lo obtenemos por medio del montaje apoyados por un software de edición como Premiere Pro desarrollado por Adobe, Final Cut Pro desarrollado por Apple o DaVinci Resolve desarrollado por Blackmagic Design por mencionar algunos.

Al principio, no importa mucho qué software de edición utilices para armar el montaje de tus tomas ya que cualquiera puede lograr crear significados y evocar emociones, pero así podremos establecer una base fuerte en la que los demás procesos de edición podrán llevarse a cabo.
Estos son, el diseño sonoro que consiste en la colocación de diálogos grabados en locación o estudio, sonido incidental, efectos de sonido y música; la corrección de color que se encarga de emparejar todas las tomas colocadas en el montaje en caso de que no correspondan los colores y así no se noten saltos en la estética que distraigan al espectador, entre muchos otros procesos especializados.

La distribución

Una vez que llevamos a cabo todas estas tareas, la obra se exportará unificando todo el trabajo realizado por el equipo de edición en un archivo que dependiendo su canal se le dará una interpretación diferente, esto es en cuanto a códecs y formatos de exportación, tomando en cuenta las limitaciones de los medios a utilizar.

Así es como paso a paso podemos lograr producir un producto u obra que pasó por las manos de muchas personas dedicadas a la industria de la producción audiovisual, con un deseo en mente: ver el fruto de sus esfuerzos siendo disfrutado por las personas.

Artículo por Hiram Lopez

¿Buscas apoyo en estrategias parar tu negocio? Puedes comunicarte con nosotros aquí o en nuestras redes sociales Facebook o Instagram

Visita nuestro blog donde encontraras más notas como esta.

Deja una respuesta

Game bài đổi thưởng