Robots: La idea de GAP para seguir operando y no poner en riesgo a su gente esta pandemia

GAP afirma que el uso de robots a raíz de la pandemia no significa que dejarán de emplear trabajadores humanos
De hecho, el plan de la compañía es que ambas fuerzas laborales se complementen la una a la otra
En este sentido, la organización afirma que sigue contratando nuevos colaboradores

Si bien la pandemia no está ni lejos de terminar, muchos países y empresas están regresando a sus actividades productivas. Se trata de una situación inevitable, pues la economía ya no es capaz de soportar una paralización casi absoluta por mucho tiempo. Pero esto no quiere decir que ya no hay riesgo para los individuos. Así que las empresas tienen que ver cómo volver a los espacios laborales sin exponer la salud de todo su personal ni arriesgar a sus ingresos.

En el caso de GAP, la solución es relativamente sencilla: robots. De acuerdo con Reuters, la compañía ha empezado a instalar máquinas en sus almacenes de distribución en los Estados Unidos (EEUU) para hacer frente a la demanda. Específicamente, estos sistemas se van a usar para completar los pedidos online de los consumidores, para así fomentar una sana distancia entre sus empleados humanos. Hasta ahora, se instalaron al menos 30 de estos mecanismos.

Cada uno de estos robots es capaz de realizar el trabajo de cuatro especialistas humanos. De acuerdo con GAP, este plan de automatización no responde a la pandemia. Antes que llegara la crisis sanitaria, la marca ya tenía pensado triplicar el número de sistemas en sus almacenes. Sin embargo, decidió acelerar sus planes a raíz de la COVID-19 y evitar poner a su personal en riesgo. Es incierto si la instalación de estos sistemas podría causar el despido de trabajadores.

Automatización: Una oportunidad sin igual para la pandemia
Las compañías han probado varios sistemas para intentar reactivar sus operaciones de una forma segura. Por ejemplo, Google y Facebook decidieron que todos los trabajadores que así lo pudieran hacer, podrían quedarse en sus casas al menos hasta el final del año. McDonald’s y GM parecen estar dispuestas a sacrificar unidades y locales que no pueden reactivar. Otras, como Intel, hasta fueron acusadas por sus mismos empleados de poner en riesgo al personal.

Notas relacionadas

La estrategia de mercadotecnia fracasa y GAP le dice adiós al CEO
GAP desconcierta en medio de la tormenta y todos abandonan el barco
GAP ya tiene plan para la reapertura de sus tiendas en Estados Unidos
Se tiene que reconocer que el plan de GAP es inteligente. Las máquinas no solo son una gran inversión incluso si no se vive una crisis. Aparte pueden trabajar por más tiempo y con menos limitaciones que los empleados humanos. En este sentido, si llegara a presentarse una nueva ola de casos en esta pandemia, las operaciones de la marca no se verían tan afectadas. Es una oportunidad de negocio atractiva que más marcas deberían de considerar en su esquema.

Por otro lado, se tiene que manejar con mucho cuidado la automatización de los espacios de trabajo. Si bien el uso de máquinas en el sistema productivo de las empresas es una buena oportunidad de negocio, puede crear tensiones con los colaboradores. Es crucial desarrollar sistemas que permitan a ambas fuerzas laborales complementarse entre sí. Y la pandemia va a ser el mejor momento para desarrollar mejores esquemas de ese tipo dentro de las compañías.

El impulso a la digitalización y la tecnología
Resulta evidente que uno de los grandes efectos positivos de la pandemia es la modernización de las compañías y actividades económicas. La automatización es solo uno de muchos casos. Por ejemplo, la aceptación del home office está directamente relacionada a las ventajas que ha probado durante esta crisis. También el ecommerce logró crecer rápidamente, como lo apunta el éxito de Mercado Libre. Algo muy similar se ha visto en la mayor penetración de las fintech.

Sin embargo, como ya se mencionó, el tema de la automatización en medio de la pandemia ha sido, con diferencia, mucho más delicado. Según Opportimes, la inversión en estos proyectos se disparó en los últimos meses. Y The Conversation espera que este cambio radical dentro del entorno motive un futuro donde los robots y la Inteligencia Artificial (IA) jueguen un rol más grande en la industria. Sin embargo, el Financial Times asegura que también hay más temores.

Por Alejandro Chavez -21-05-2020 Para la revista Merca2.0

Leave a comment