Los objetivos son metas a alcanzar definidos por un periodo de tiempo, corto, mediano o largo depende del propósito que se obtenga.

En los negocios es muy fácil: los objetivos se cumplen para continuar en el mercado, una empresa sin objetivos plasmados no puede pasar de la fase de emprendimiento.

Las metas son claras, las cuentas fijas y el propósito debe ser el mismo: avanzar.

Es por eso que una clave de negocios que queremos brindarte es como realizamos nuestros objetivos, bajo que fundamente y sobre qué línea poder guiarte para asegurar el éxito de tus acciones.

objetivos smart

Aquí tienes el gran secreto de éxito, debes lograr que tus metas, planes objetivos sean SMART.

Específico

Un objetivo específico es un aspecto, tarea o acción determinada de una empresa. En marketing, una meta específica podría ser, por ejemplo, aumentar la generación mensual de MQLs (Marketing Qualified Leads) en un 20% (de 600 a 720). Este objetivo es específico porque nos dice exactamente lo que esperamos lograr.

Medible

Para que sea mensurable, una meta tiene que ser específica. De otra manera, no es posible interpretar si los resultados están dentro de lo esperado. Además, es necesario contar con los medios para poder medirla, ya sea herramientas de software o una metodología de análisis que posibilite saber en qué medida se alcanzó el resultado previsto. Siguiendo el ejemplo anterior, en este punto necesitaríamos registrar la cantidad de leads que generan nuestras acciones de marketing.

Alcanzable

Por alcanzable nos referimos a un objetivo que sea perfectamente realizable en las condiciones con las que se cuenta. Por ejemplo, de acuerdo a las características de la empresa y el mercado, pretender aumentar la generación mensual de MQLs en un 75% podría ser demasiado. Es muy importante plantearse metas realistas, teniendo en cuenta que sobre la base de su cumplimiento se puede, luego, apuntar más alto. Por otro lado, en este punto es importante especificar a través de qué acción o acciones se pretende lograr dicho objetivo. En nuestro ejemplo, la generación de MQLs podría aumentarse creando una mayor variedad de ofertas descargables en nuestro sitio web.

Relevante

Una meta relevante es aquella que está en línea con los objetivos generales del negocio. No tiene sentido plantearse acciones cuyos resultados no sean subsidiarios de alguno de los objetivos generales que la empresa tiene en su plan de desarrollo. En este sentido, aumentar la generación mensual de MQLs en un 20% será relevante en la medida en que la empresa tenga como propósito aumentar su facturación, y que un porcentaje de esos MQLs puedan efectivamente traducirse en ventas. En el caso de que la generación de leads ya sea adecuada, pero no se logre cerrar una cantidad suficiente de operaciones, aumentar los MQLs podría no ser tan relevante como optimizar las etapas posteriores del pipeline.

Temporal

Que los objetivos SMART sean temporales significa que están limitados a un tiempo determinado. Todas las características mencionadas -su especificidad y mensurabilidad, su alcance y relevancia- dependen del tiempo en que deben ser completados. El tiempo que se asigna a un objetivo puede provocar que no sea realizable, o puede dificultar su mensurabilidad. Por eso, cuando planteamos una meta de este tipo siempre debemos tener en cuenta el lapso. Para completar el ejemplo anterior, el objetivo será aumentar la generación mensual de MQLs en un 20% (de 600 a 720), a través de la creación de seis ofertas descargables en el sitio web, en un plazo de tres meses.

Es así que cada proyecto mientras más específico mejor podemos lograrlo gracias a una excelente planeación estratégica.

¿Utilizas objetivos SMART en tu empresa, negocio o vida diaria? Si tu respuesta fue no, entonces es buen momento para considerarlo.

¿Buscas apoyo en estrategias parar tu negocio? Puedes comunicarte con nosotros aquí o en nuestras redes sociales Facebook Instagram

Visita nuestro blog donde encontraras más notas como esta.

Deja una respuesta

Game bài đổi thưởng